viernes, julio 24, 2015

Continúan en Cuba diálogos de paz colombianos

"La llama de la verdad deberá alumbrar el sendero que conduce a la paz; en tal sentido es apremiante poner en marcha la comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y no Repetición y la apertura de los archivos", subraya un comunicado divulgado aquí por la FARC-EP.

PL.- ANSUR - Tal proceso debe contar con las víctimas del conflicto, como protagonistas del nuevo escenario de reconciliación", señala el texto.

Resulta anacrónico incitar a las fuerzas militares como lo hacen ciertos incendiarios, a que continúen la guerra fratricida que nos desangra, y mucho más cuando lo que buscamos todos, es bajar la intensidad del conflicto, puntualiza el comunicado.

Bienaventuradas las personas que se preocupan más por la motivación de las fuerzas militares para la paz; malaventurados los que desean que se derrame más sangre, sentencia las FARC-EP.

"Lo reiteramos: antes de aplicar el sistema de justicia que se convenga es imperativo conocer la verdad, y en Colombia hay personajes que parece le tienen más miedo a la verdad que a la cárcel", asegura la guerrilla.

Si se va a hablar de justicia ya, es fundamental que la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la no Repetición, comience a trabajar inmediatamente.

Necesitamos que la verdad salga de los labios de los actores del conflicto y de las víctimas, recalca el grupo insurgente.

La base de la justicia integralmente reparadora es la verdad, hoy consagrada por la legislación y Naciones Unidas, como el primer derecho inalienable de las víctimas.

Dejar la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad para después de la firma de la paz, es abrirle las puertas a imputaciones sesgadas y a la impunidad de los máximos responsables y determinadores de la violencia, advirtió la insurgencia.

La reparación sin duda, debe ir absolutamente ligada a la no repetición, y en este campo uno de los aspectos ineludibles es el esclarecimiento y la erradicación del paramilitarismo, recalca al FARC-EP.

Abordar urgentemente estos temas es parte esencial de bajar la intensidad del conflicto, el cual no es el triunfo de una de las partes en la mesa de negociaciones, es el triunfo de la razón, cuyo camino no es otro que el de la participación del soberano en la Asamblea Nacional Constituyente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario