Buscar en METROnet

Articulación de planes municipales con los regionales y el nacional

Cronograma de presentación de los planes

Este jueves, 29 de febrero, es la fecha límite de entrega de los planes a los Consejos Territoriales de Planeación, encargados de entregar su concepto sobre los mismos.

De igual forma, debe entregarse el documento a las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (CAR), las cuales disponen de 15 días para revisar y constatar la consistencia técnica y operativa con los planes estratégicos ambientales de la región.

La entrega de los planes a los concejos municipales y asambleas departamentales con los conceptos anteriormente mencionados vence el 30 de abril.

Otras fechas claves: 
15 de marzo: Fecha límite para recibir el concepto de la autoridad ambiental.
31 de marzo: Fecha límite para recibir el concepto de los CTP.
30 de abril: Fecha límite para realizar la entrega de los PDT a los concejos municipales o asambleas departamentales.
31 de mayo: Fecha límite para que los concejos y asambleas aprueben los PDT.​

​Fotografía: DNP
 Hasta las poblaciones de El Charco, Santa Bárbara de Iscuandé, La Tola, Olaya Herrera y Mosquera, en el Pacífico colombiano, llegó el Departamento Nacional de Planeación (DNP) para acompañar y orientar la construcción y articulación de los Planes Territoriales de Desarrollo de estos municipios con la ley del Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026, “Colombia potencia mundial de la vida".

La llegada a territorio de Planeación Nacional y de más de 40 entidades del Gobierno nacional hace parte de la tercera fase de la estrategia “Juntos por el Territorio", implementada desde junio de 2023.

La primera fase orientó a los candidatos a alcaldías y gobernaciones en la correcta elaboración de sus programas de gobierno y, en la segunda fase, acompañó los procesos de transición y empalme de los mandatarios locales.

Ahora, en esta tercera fase, el propósito de los gobiernos locales y el Gobierno nacional es trabajar de manera articulada para que los Planes Territoriales de Desarrollo incluyan la ejecución de proyectos estratégicos de alto impacto priorizados por la ciudadanía e incluidos en el Plan Plurianual de Inversiones del Plan Nacional de Desarrollo, garantizando de esta manera la concurrencia de fuentes de financiación y la ejecución efectiva y priorizada de los proyectos.

Wbeymar Cundumi, secretario de Planeación de la alcaldía de Santa Bárbara de Iscuandé (Nariño), reveló que uno de estos proyectos de ejecución articulada será la elaboración y organización de los esquemas de ordenamiento territorial.

“Tanto el Gobierno nacional como los municipios del Pacífico le estamos apostando a avanzar en el Catastro Multipropósito, pues esto permitirá tener información exacta sobre las características del territorio, lo que es vital para conocer las fortalezas y debilidades que tenemos los municipios y nos ayudará a tomar decisiones estratégicas de inversión pública", dijo Cundumi.

El funcionario regional agregó que también se incluirá de manera articulada la construcción de un hospital de segundo nivel en el municipio de El Charco, evitando que los pobladores tengan que desplazarse más de tres horas en lancha para recibir atención médica especializada. “Los alcaldes le están apostando a este proyecto y los planes de desarrollo tienen una línea especial para este propósito", dijo.

​Fotografía: DNP
 Otra preocupación que será incluida es la construcción de acueductos y alcantarillados en los municipios, lo cual es una prioridad de las alcaldías y del Gobierno Nacional, agregó el secretario de Planeación.

La construcción de comunidades energéticas se suma a la lista de proyectos estratégicos a ejecutar de manera conjunta, pues éstas permitirán que los usuarios o potenciales usuarios de servicios energéticos puedan generar, comercializar o usar eficientemente la energía a través del uso de Fuentes No Convencionales de Energía Renovables (FNCER), combustibles renovables y recursos energéticos distribuidos.

Alejandra Herrera, secretaria de Planeación de La Tola, manifestó: “Estamos contentos con el apoyo recibido desde Planeación Nacional en el territorio, algo que no había sucedido en gobiernos anteriores. Este es un hecho importante en la construcción de nuestro plan de desarrollo municipal, el cual es la carta de navegación de nuestros municipios".

La funcionaria municipal reveló que además se priorizó la construcción de la vía El Charco-La Tola, proyectos de agricultura, de pesca y Casa de la Mujer, obras que serán pilares importantes para el desarrollo de los municipios.

El secretario de Planeación del municipio de Olaya Herrera, Richard Vejarano, dijo: “Es muy importante que las entidades territoriales nos sintamos acompañadas por las entidades del Gobierno nacional. El aumento de producción en nuestros municipios, de conectividad vial y digital, y la salud son sectores importantes de inversión para nosotros que estamos tan apartados de las grandes ciudades".

Por su parte, la directora de Estrategia Regional del DNP, Jhovana Rojas, reveló que este acompañamiento en territorio se hizo con la Asociación de Municipios del Pacífico Sur de Colombia (Asompasc) y explicó que el propósito es que los Planes de Desarrollo Territoriales reflejen las apuestas programáticas de los alcaldes y los gobernadores, y concurran con la territorialización del Plan Nacional de Desarrollo.

“En estos encuentros en los municipios del Pacífico contamos con la asistencia de más de 67 funcionarios. En todo el país son más de 850 entidades territoriales que han recibido acompañamiento técnico con una participación que supera los 2.400 funcionarios y colaboradores, lo que significa más del 80% de las entidades territoriales convocadas", concluyó Rojas.

Alicia y los tiempos distintos en la misma labor

Foto: FONTUR
 Alicia, es una mujer Emberá Chamí de Risaralda. Colocó su puesto sobre la Carrera 7ª de Bogotá, frente al Museo Nacional. Me contó que su hija teje. Alicia no tiene un puesto permanente, entre otras cosas porque no siempre tiene mercancía y porque no vive en la capital. Ella permanece en su comunidad, y viaja de allí a Bogotá cuando las tejedoras han completado una cantidad suficiente de producto que justifique el viaje. Su espera para acumular suficientes artesanías puede significar meses y hasta un año. La señal de partida es “Ya hay lo que necesitamos”

En Bogotá se queda exponiendo su producto y vendiendo hasta que “termine las existencias”. Entonces retorna a la comunidad. La señal de partida es “Se acabó”

Alicia no habla fácilmente el español, se comunica más en su idioma. De todas maneras, al pedirle autorización para la foto, y para escribir algo sobre ella y su venta, lo dudó y preguntó algo inquieta “¿Para qué?” “¿Eso para qué?”. Le traté de explicar que estaba con un equipo intentando conocer más del trabajo de las personas que ofrecen sus productos en lugares públicos como las calles; agregué que posiblemente mostraríamos las fotos y lo que escribiéramos a más personas, solo si nos autorizaba. Ella aprobó la foto, y dijo que estaba bien que escribiéramos

Los colibríes están entre las piezas más buscadas. Entonces los tenía en precios que oscilaban entre 35.000 y 50.000 pesos colombianos. También ofrecía ciertas piezas para la muñeca, por 10.000 pesos. Me mostró obras que pueden demorarse una semana o más en la fabricación.

“¿Alguien les ayuda? ¿organizaciones, gobierno…? “¡No!”

La venta de calle en esos espacios tan transitados por gente con prisa, tiene un ritmo lento; presencié cuando ella estaba instalando el puesto, la acompañaba otra persona de la comunidad, eran las 8:00am conversamos con frases cortas y tomé fotos, luego, ese mismo día, regresé a las 11:30 y me quedé un rato allí observando hasta mediodía; se habían completado más de 3 horas y Alicia no había vendido ni una pieza fuera de la que yo estaba comprando. ¿Qué hacían los caminantes en el mismo andén?

Ciertos transeúntes seguían su camino, sin mirar la muestra, otros, sin detenerse, daban un rápido vistazo a la bella exposición y a su vendedora, eran más los que no paraban, pero sí, algunos se detenían, miraban las piezas e incluso había quienes se agachaban y las revisaban con cuidado hasta acariciándolas; hay quienes preguntaban precios y al escucharlos seguían de largo.

A un joven adulto, que empezó mirando cada cosa con detalle, y luego tomó en sus manos una pieza, para entonces preguntar su precio y que no compró, le pregunté sobre su apreciación. “Muy bello todo”, dijo, y agregó: “Estoy seguro de que su valor está muy por encima de lo que pide. Puedo apostar que le dedican mucho más tiempo del que pensamos, de tan acostumbrados al trabajo de máquinas, pero… lamentablemente, a mí no me da el bolsillo”.

Esta persona, en unas pocas palabras, brindó una lección.

Las preguntas guardadas para próximas oportunidades no dejan de aflorar: ¿Las personas que se van del puesto de venta, volverán a comprar luego? (Pienso en ese adulto joven) ¿Cómo asegurar que así sea? ¿Cómo será el perfil de los que sí compran? ¿Habrá horas más favorables para la venta? ¿El hecho de mostrar las artesanías en el piso, limita a cierto tipo de compradores potenciales, por su condición física o por sus sensaciones de status? ¿Acaso será cuestión de presentarlas / promoverlas, de ciertas (otras) maneras? ¿Cuál es una forma realista para superar la dificultad con el idioma español? ¿Cómo destacar ante la gente de la ciudad, que un gran valor de esas artesanías, es su realización a mano, su integración en la cultura, aún a pesar de que ya ciertas materias primas tradicionales no son las que se usan? ¿Cómo integrar un relato profundizador a la venta? … (usted agregue)

El clima en Bogotá es muy variable. Empiezan a caer gotas de lluvia, y rápidamente las vendedoras y vendedores han de cubrir los tejidos sobre todo “porque pueden embarrarse” Y ante mi pregunta viene la respuesta: “… pero el agua sí que la resisten estas artesanías. “Una puede bañarse con los collares puestos … y no se dañan”.

Me despedí y me fui de allí … Luego volví un par de veces.

Fortalecer el multilateralismo en el comercio internacional.

Con un mensaje claro en defensa del multilateralismo, Colombia participa en la Ministerial de la OMC

Ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña Mendoza
 Un urgente llamado a fortalecer el multilateralismo en el comercio internacional y a contrarrestar la ola de medidas que están adoptando algunos países y han llevado al mundo a un nuevo proteccionismo, hará el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña Mendoza, durante la Decimotercera Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La Conferencia se realizará en Abu Dabi entre el 26 y 29 de febrero y reunirá a los ministros de Comercio de los 164 países miembros del organismo para abordar temas como el comercio y desarrollo sostenible; comercio y política industrial; subvenciones a la pesca; agricultura; el fortalecimiento del Sistema de Solución de Controversias; los derechos de propiedad intelectual; temas de género y comercio electrónico, entre otros.

De cara a estas sesiones, Colombia y sus socios en América Latina han logrado consensos que serán puestos a consideración en las diferentes jornadas, con la expectativa de que los planteamientos de los países en desarrollo sean incluidos en las declaraciones finales.

En este sentido, Colombia pedirá el restablecimiento del Sistema de Solución de Diferencias, el cual sin duda facilitará el cierre y solución de controversias comerciales.

El ministro Germán Umaña Mendoza explicó que “desafortunadamente hemos retrocedido hacia un sistema fragmentado, a una situación de unilateralismo deliberado que socava los acuerdos alcanzados”.

Agregó que en materia ambiental, y en línea con los objetivos del Gobierno del Cambio, se planteará la necesidad de priorizar la protección del medioambiente sobre las reglas y compromisos comerciales.

El Ministro destacó que “Colombia considera que la OMC no ha evolucionado de forma sustantiva en relación con el principal problema que enfrenta la humanidad como es la crisis climática y la necesaria decisión de hacer vinculantes los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los acuerdos de las COP, con las reglas del comercio internacional en materia de inversión, propiedad intelectual y circulación de mercancías y servicios”.

Colombia también propondrá una revisión del Acuerdo de Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Adpic), de tal manera que se flexibilicen en pro de la salud humana y la vida.

“La Decimotercera Ministerial deberá definir plazos cortos y metodologías objetivas para su revisión”, puntualizó el Ministro Umaña Mendoza.

Estos son algunos de los temas que Colombia pondrá sobre la mesa en esta Cumbre, en el marco de la cual también se espera adelantar reuniones con países socios para estrechar las relaciones comerciales y de inversión.

Importante.

En firme proceso para condonar deudas de municipios hacia la nación en el sector salud.

ADRES publica estado de la deuda no restituida por entidades territoriales.  ​-De esta manera la ADRES da cumplimento Artículo 2.3.2.6.2 del...

Agencia de Publicidad

Agencia de Publicidad