Buscar en METROnet

Fracturamiento hidráulico, necesario pero con vigilancia - Hasta 60 fracturas para un mismo pozo.

Guillermo Alzate,
ingeniero de petróleos y profesor
de la Facultad de Minas.

Foto: Archivo. UN
Agencia de Noticias UN De no ser por el fracking o fracturamiento hidráulico, sería imposible acceder a combustibles como el gas, que se encuentran en yacimientos no convencionales.

Así lo explica el profesor Guillermo Alzate, magíster en Ingeniería de Petróleos y docente de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín, quien asegura que esta técnica de estimulación de pozos se ha utilizado siempre en la industria del petróleo, pero enfocada en la explotación de yacimientos convencionales.

Sin embargo, esta semana representantes del Ministerio de Minas anunciaron que luego de varios años de estudios rigurosos con ayuda de científicos extranjeros, se había logrado configurar una regulación muy detallada para esta práctica en el país, con el fin de ampliar las posibilidades de extracción de gas, debido a las limitadas reservas con las que se cuenta.

Según la ANH se estima que en shale gas
las reservas del país pueden ser
 de 31,7 TPC en 7 años.
www.naturgas.com.co
Los yacimientos no convencionales son formaciones de roca que contienen hidrocarburos en condiciones geológicas muy difíciles, pues no permiten que los fluidos se muevan, bien sea porque están atrapados en rocas que son poco permeables o porque son petróleos muy viscosos.

Para poder extraer este tipo de depósitos, también conocidos como shale gas o gas de esquisto, se requieren perforaciones horizontales que tengan el máximo contacto con la formación que contiene los hidrocarburos, en este caso el gas (hay algunas con hidrocarburos líquidos), para luego generar fracturas hidráulicas a lo largo de esa zona.

Adicional a la perforación, se genera una red de fracturas mediante el fracking con el fin de que el hidrocarburo fluya a través de las grietas generadas.

Efectos en los territorios.
www.endecocide.eu
El profesor Alzate explica que para las extracciones en yacimientos convencionales se hace el mismo proceso, pero se realizan como máximo cuatro o cinco fraccionamientos, muy pequeños en términos de volumen; mientras que en el caso de los no convencionales, no se habla de una o dos, sino de hasta de 60 fracturas para un mismo pozo, las cuales se hacen a diferentes profundidades.

 Altas cantidades de agua
Para generar una grieta que tenga una extensión considerable sobre el yacimiento y que permita aumentar la capacidad productora, usualmente se utilizan volúmenes de fluido muy grandes, por lo general alrededor del 99 % de agua, con algunos aditivos químicos y arena, para facilitar la ampliación de las fracturas existentes en el subsuelo y liberar el gas o el petróleo.


Abel Naranjo,
ingeniero de petróleos y profesor
de la Facultad de Minas.
Precisamente, este es el punto preocupante, pues como lo menciona Abel Naranjo, ingeniero de petróleos y docente de la Facultad de Minas con experiencia en redes de gas, teniendo en cuenta que se trata de demasiados fracturamientos, el procedimiento requiere altas cantidades de agua.

El experto agrega que este líquido se obtendría en zonas superficiales, lo cual también podría quebrantar los acuíferos y afectar futuras búsquedas de agua, pues esta se escaparía a lugares más profundos de la corteza terrestre.

No obstante, asegura que para llegar a esta decisión, el Gobierno debió analizar muy bien el impacto del uso de agua en estos procesos y la disponibilidad para el consumo humano o agropecuario de las zonas en las que se vaya a realizar el procedimiento.

Ampliar las reservas de gas en el país
es uno de los objetivos que se busca
con la reglamentación de esta práctica.
www.elcolombiano.com
Regulación
Frente a este tema, el viceministro de Energía de Colombia, Orlando Cabrales, señaló ante los medios de comunicación que “los riesgos están debidamente atendidos” en la nueva regulación, la cual permitiría, a partir del próximo año, que las compañías interesadas empiecen a licitar.

Al respecto, el ingeniero Alzate manifestó que en Colombia la política de explotación de hidrocarburos no había reglamentado los yacimientos no convencionales, por lo que, en su opinión, lo que el Gobierno establece es la plataforma legal sobre la cual se van a explotar estos depósitos, con una nueva normatividad que va en concordancia con las dificultades de ese tipo de yacimientos.

Esquema de cómo sucede el fracking.
http://cdn.insurancequotes.org
“La presión que se hace con el tema del agua es un tema que se está resolviendo en países como Estados Unidos, donde tienen una reglamentación muy clara sobre el manejo y uso del líquido”, señala el experto, quien considera que con los manejos y los conocimientos adquiridos por la industria se podría tener una transición hacia la explotación de este tipo de recursos.

No obstante, recalca la importancia de que el Estado, en particular la Agencia Nacional de Hidrocarburos y el Ministerio de Minas, tengan entes de control lo suficientemente robustos como para asegurarse de que las compañías cumplan las condiciones de explotación de esos recursos.
(Por:Fin/me/dmh/AC)

Importante.

Campesinos asociados proveerán al Ejército Nacional alimentos que antes se adquirían en supermercados

Según el Ministerio de Defensa Nacional, el compromiso comercial entre las sedes habitacionales del Ejército Nacional y una alianza público-...

Agencia de Publicidad

Agencia de Publicidad