miércoles, mayo 20, 2015

El 98% de las muertes maternas en Colombia, pudieron haber sido evitadas, senador Jorge Ospina

En 2014 a causa de las muertes maternas, 952 quedaron huérfanos 2014. Según el senador Jorge Iván Ospina, modelo de salud no brinda las prioridades requeridas, "si eso no le importa a ninguna sociedad no tenemos futuro como país".

Prensa Senado.- Las elevadas estadísticas de muertes maternas en el país y la trascendencia social, y especialmente familiar, que esto representa, ha despertado la preocupación del Congreso de la República.

Y es que una muerte materna involucra varios sectores de la estructura social de un país, iniciado obviamente por la afectación familiar, pues será un niño el que crecerá sin una madre, y pone en el paredón a instituciones y organismos estatales del sector salud y otras entidades encargadas de velar por el bienestar, de lo cual hace parte la prevención y la atención, de la familia, y en especial de las madres en proceso de gestación.

Según el senador citante del debate de control político sobre esta delicada realidad en nuestro país, Jorge Iván Ospina (P. Alianza Verde), en 2014 cerca de 477 mujeres en estado de gestación perdió la vida en Colombia, 78% de estas mujeres, eran cabeza de familia. Explicó que en promedio la muerte de una mujer embarazada deja en situación de orfandad a 2,6 niños en nuestro país.

De acuerdo con estas cifras, explicó en legislador, en Colombia se presentan semanalmente 7 muertes maternas, situación que permite concluir que no se alcanzarán a cumplir los Objetivos del Desarrollo del Milenio, con relación a la reducción de la mortalidad materna para este año 2015.

"De los casos presentados en 2014, el 98% eran evitables si se hubiesen adelantados los diagnósticos y/o tratamientos de manera oportuna, y muchas de estas víctimas son madres afiliadas a EPS's como Saludcoop y Caprecom", explicó el Senador.

Agregó que la intención del debate es encaminar al Estado a tomar los correctivos a que haya lugar en aras de llevar estas estadísticas a su mínima expresión.
"Lo que buscamos es que el Estado defina unas estrategias claras para la atención a la mujer embarazada con enfoque de derechos humano, que haya prioridad en la interconsulta y en la atención del especialista, que los hospitales de los municipios focalizados en alto riesgo cuenten con unidades de alto riesgo obstétrico y que jamás se les niegue la atención", anotó el Legislador.

Durante su intervención ante la plenaria del Senado, el Congresista explicó que de las 477 mujeres en estado de gestación fallecidas, 19 murieron asesinadas y el 94% de estos casos corresponde a departamentos como Chocó, Córdoba y Guajira con posibilidades de muerte 120 veces más altas que en otras ciudades.
Agregó que el 37% de las muertes maternas están ocurriendo de manera sistemática en municipios identificados y no se hace nada desde los organismos competentes.
"Montería tiene el porcentaje de muertes maternas tan alto como algunos países de África, y se va para 5 años en esta situación y no se hace nada. El sistema de salud es deficiente y no existe capacidad de atención. Córdoba tiene el mismo número de muertes maternas que Bogotá, ciudad que tiene 7 millones de habitantes, este departamento tiene las razones de muerte materna más altas que en todo el continente", dijo Ospina. Añadió que en los pueblos afro e indígenas es donde más casos de estos se presentan.

El Senador criticó el actual desempeño del Ministerio de Salud, a pesar de existir una ley estatutaria, recalcando de que a pesar de que Colombia es el país latinoamericano donde mayor cantidad de recursos son orientados a la salud, pasando del 2,5% al 7,8% del PIB invertidos en salud, el 25% de estos se queda en intermediación, es decir en elementos no aplicados a la atención de comunidades. Agregó que se le da más importancia a la plata que a la salud advirtiendo que el acceso a este sistema no va definido por un carnet.
"Jamás habíamos invertido tanto dinero en salud y jamás estos recursos había estado peor focalizados", aseguró el Senador.

La intervención por parte del Ministerio de Salud y Protección Social, estuvo a cargo de la viceministra Martha Lucía Ospina Martínez, quien aseguró que el gobierno, está trabajando para cerrar las brechas de desigualdad que existen en el territorio nacional, y la disminución de las cifras de mortalidad es una prueba de ello.

Sin embargo, la mortalidad materna en zona rural dispersa esta acompañada de otros factores que vuelven a la mujer aún más vulnerable, y el nivel educativo de las madres gestantes es el principal factor influyente sobre esta problemática.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario