martes, agosto 06, 2013

Santos designa comisión para diálogos con los campesinos del Catatumbo


El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, informó este martes a través de su cuenta en la red social tuiter cómo estará conformado el equipo designado para llevar a cabo el diálogo con los campesinos del Catatumbo y buscar una solución a la crisis social que atraviesa esa región tras años de abandono estatal.

La delegación del Ejecutivo que viajará al departamento de Norte de Santander (noreste) estará integrada por las direcciones del Departamento de Prosperidad Social (DPS) y el Departamento Nacional de Planeación (DNP), y los viceministros de las carteras de Trabajo, Defensa, Interior y Agricultura.
Por su parte, José del Carmen Abril, vocero de los líderes campesinos, declaró a teleSUR que hasta el momento no han sido informados por la comisión de garantes sobre la metodología de la mesa de acuerdo con el Gobierno Nacional.
En ese sentido, acotó que los agricultores "estamos en disponibilidad de dialogar y abordar todos los puntos".
Según reseñó Prensa Latina más temprano, se esperaba que este martes ambas partes se sentaran a negociar después de tres intentos de acercamientos y fuertes tensiones que disminuyeron el pasado viernes tras la firma de un preacuerdo, en el que los labriegos anunciaron el fin de las protestas para buscar un acercamiento con el Gobierno.
La víspera, en una entrevista para un medio local, Santos había señalado la necesidad de sentarse con los alcaldes, el gobernador y los campesinos y hacer "una especie de borrón y cuenta nueva".
El jefe de Estado mantiene firme la idea de convertir a esa norteña región en un laboratorio de paz. "Daremos alternativas productivas para incorporar a los pobladores en actividades de infraestructura y agricultura. Esa región es muy rica y tiene derecho a una oportunidad de desarrollo mayor que la que ha tenido", apuntó.
Este sábado, los labriegos y la comisión de mediaciones encabezada por el vicepresidente Angelino Garzón firmaron un acuerdo para levantar el bloqueo de la carretera que comunica a Tibú como gesto de su disposición para solucionar los problemas de la región.
Sin embargo, uno de los voceros de la movilización, Juan Carlos Quintero, advirtió que si antes del 19 de agosto, fecha pactada para un paro nacional agrario, el Estado no ha dado soluciones a los campesinos, volverán a las carreteras.
Las concentraciones en el Catatumbo se dan de forma paralela con la huelga emprendida por los mineros colombianos, quienes exigen que el Gobierno derogue el Decreto 2235, que faculta a la fuerzas públicas para destruir la maquinaría de los trabajadores de la minería que no posean título de autorización.
Ambos estallidos sociales manifiestan la grave crisis social que atraviesa Colombia, cuando desde el pasado 11 de junio, al menos 15 mil campesinos se mantienen en pie de lucha, exigiendo al Estado el establecimiento de una zona de reserva campesina y otras reivindicaciones.
Las reservas campesinas son una figura legal creada en 1994 que concede ciertos niveles de autonomía para preservar en algunos territorios la pequeña propiedad de la tierra. Esa forma de organización parte de la agenda que adelantan en La Habana el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia para poner fin al conflicto armado en ese país suramericano.
La movilización en el Catatumbo, que comenzó de manera pacífica, ha dejado un saldo de cuatro agricultores muertos y más de 50 heridos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario