lunes, febrero 14, 2022

Acusan a general de presuntos vínculos con "Los Pocillos"

El Ejército pidió que se investigue no solamente a Jorge Herrera Díaz "sino al personal militar que pudo participar" en reuniones con "Los Pocillos".
Foto de archivo.
Un alto mando del Ejército colombiano fue apartado de su cargo mientras se investiga su presunta alianza con una banda narcotraficante para enfrentar a las disidencias de las FARC en el suroeste del país, informó este domingo (13.02.2022) la institución castrense.

"Siendo el interés de la institución contribuir al esclarecimiento de los hechos, se remueve del cargo" al general Jorge Herrera Díaz, quien fungía como comandante de la sexta división del Ejército con jurisdicción en el sur del país, indicó la autoridad militar en un boletín.

COMUNICADO DE PRENSA

Sobre la situación del Mayor General Jorge Herrera Díaz, el Comando del Ejército Nacional ha tomado las siguientes decisiones:

13 FEBRERO 2022 07:40 PM

1. La institución dará traslado de la información conocida sobre presuntas irregularidades a la Fiscalía General de la Nación, para que se investigue no solamente al general allí mencionado, sino al personal militar que pudo participar en mencionada reunión, pues era su obligación, en el momento, denunciar estas presuntas actividades ilícitas.

2. Se ordenó iniciar la investigación disciplinaria acorde a la competencia señalada en la Ley 1862 de 2017, sin perjuicio de que la Procuraduría General de la Nación, ejerciendo el poder preferente, asuma la competencia del hecho. Y como corresponde, el Ejército Nacional brindará la colaboración que sea necesaria a las autoridades competentes.

3. En el estudio realizado el año pasado en su momento al señor brigadier general Hernando Herrera Díaz, para ser considerado a ascenso al grado inmediatamente superior, no registraba investigación alguna penal o disciplinaria, o cualquier otro cuya situación diera lugar a un impedimento.

4. Así mismo, se ordenó el desplazamiento de una comisión de la Inspección General del Ejército para que realice las verificaciones de acuerdo a su competencia.

5. Siendo el interés de la institución contribuir al esclarecimiento de los hechos, se remueve del cargo al referido oficial, nombrando a partir del momento al señor Brigadier General Fredy Marlon Coy Villamil, como comandante de la Sexta División del Ejército Nacional.

6. Las políticas, directivas, planes, circulares y en general cualquier documento emitido por el Gobierno nacional, Ministerio de Defensa, Comando General de las Fuerzas Militares o Comando del Ejército Nacional siempre se orienta a que los hombres y mujeres acaten la Constitución, la Ley, las normas de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, lineamientos rectores que han sido difundidos en todos los niveles de la institución.

7. De igual manera en los procesos de formación del personal en las escuelas y en las capacitaciones recibidas en los cursos de ascenso estos lineamientos son difundidos buscando su interiorización, para que sean de estricto cumplimiento en el actuar del militar.

8. Se reitera la política del Gobierno nacional de cero tolerancia contra cualquier acto contrario a la Constitución y la ley por parte de un servidor público.

La decisión se da luego del escándalo que desató una publicación periodística el fin de semana que salpica al alto mando. El medio digital Cambio y el telediario Noticias Uno revelaron audios de una conversación entre Herrera y sus subalternos en julio de 2019 en los que el comandante explica lo que parece ser una alianza con la banda narcotraficante Los Pocillos.
"Caliche era el de la parte armada y el de finanzas, Pocillo (...) Hermano, entienda, los manes siguen manejando el narcotráfico, siguen delinquiendo. Yo me reúno con ellos, ellos vienen acá, hablan conmigo", se escucha decir a Herrera, entonces comandante en una brigada del departamento del Cauca (suroeste).
La publicación periodística asegura que -en esa reunión- se discutieron los acuerdos del Ejército con Los Pocillos para combatir a una facción de las disidencias de las FARC que se marginó del Acuerdo de Paz firmado en 2016, aunque esa parte de la grabación no fue revelada. "Esta es la puta guerra, entonces más bobitos nosotros, sabiendo que eso pasa y nosotros no nos queremos convencer", dice Herrera en otro fragmento publicado de la conversación.


El Ejército pidió a la Fiscalía que investigue no solamente al general "sino al personal militar que pudo participar en mencionada reunión, pues era su obligación, en el momento, denunciar estas presuntas actividades ilícitas", según el boletín.

De acuerdo con la investigación periodística, Herrera enfrentaba a disidencias de la exguerrilla FARC al mando de Gentil Duarte, uno de los hombres más buscados del país. El histórico Acuerdo de Paz desarmó a unas 13.000 personas rebeldes de la que fue la guerrilla más poderosa del continente, pero quedaron activos varios frentes hoy conocidos como disidencias que operan sin un mando unificado.

Colombia vive un intenso conflicto armado que en más de medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, narcos y agentes estatales dejando más de nueve millones de víctimas. El país es el mayor productor de cocaína en el mundo, fuente de financiación de los grupos armados ilegales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario