martes, agosto 05, 2014

Visibilidad y reparación, propuesta en Foro Nacional sobre Víctimas

Agencia de Noticias UN- 

Verdad, justicia y reparación son indispensables para llevar a cabo un proceso de paz estable y duradero. Las víctimas deben ser el eje central de la propuesta.

Esta fue una de las conclusiones del Foro Nacional sobre Víctimas realizado en Cali. También se planteó que es fundamental que estas sean tenidas en cuenta sin distinciones y con el mayor reconocimiento y respeto hacia sus historias de vida.
Un total de 1.457 personas provenientes de los 32 departamentos del país (722 mujeres y 735 hombres) atendieron la convocatoria durante los tres días del foro.

Entre las propuestas aportadas durante el desarrollo de las 32 mesas de trabajo, según cuenta el informe entregado por la ONU y la U.N., se destaca ampliar el universo de quienes deben ser consideradas víctimas, visibilizando a un número mayor de personas y hechos victimizantes.

Aquí se incluyen las de las FARC, los paramilitares, las Fuerzas Militares y otros grupos armados, como las bandas criminales (Bacrim). 
Alejo Vargas
Adicionalmente, los participantes propusieron reconocer como hechos victimizantes los generados por actores no vinculados de manera directa con el conflicto armado: desmovilizados, empresas mineras, multinacionales, gobiernos y ejércitos de otros países.

En el acto de cierre, el profesor Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz de la U.N., expresó que el gran aporte del Foro Nacional fue convertirse en un escenario de diálogo, solidaridad y acuerdos.
Fabrizio Hochschild, coordinador residente y humanitario de la ONU, celebró que durante un mes se haya contado con la participación de 3.200 víctimas provenientes de distintas zonas del territorio colombiano, con el propósito de contribuir al proceso de paz que busca dar fin a cinco décadas de sufrimiento.

Visión internacional
Fabrizio Hochschild
Durante el foro llevado a cabo en el Centro de Eventos Valle del Pacífico, también se contó con la presencia de expertos internacionales, quienes dieron a conocer su experiencia e impresión de lo que se vive en la mesa de conversaciones de La Habana.

El experto en el conflicto de Irlanda del Norte, Alan McBride, sostuvo que Colombia tiene una oportunidad

única debido a que se involucran y manejan los temas del acuerdo de paz antes de firmarlo.

“Nosotros nunca vinculamos a las víctimas y ustedes lo están haciendo. Eso es de resaltar y es muy buena estrategia”, señaló.

El conflicto entre nacionalistas que querían que la isla de Irlanda fuera un estado completo y los unionistas que buscaban mantener los lazos con el Reino Unido llegó a su fin en 1998 en el llamado Acuerdo de Viernes Santo.

Por su parte, Jaime Hill, empresario salvadoreño que fue secuestrado en 1979 por el Ejército Revolucionario del Pueblo y que duró en cautiverio 4 meses y medio, fue testigo en 1992 del fin de ese conflicto, en el que se reencontró con sus captores y pudo firmar la paz. “Me di cuenta que los había perdonado”, comentó.

Encontrar la verdad, que los actores armados reconozcan su responsabilidad y llegar a un escenario de reconciliación son algunas de las exigencias para llegar a un país en mejores condiciones.

“Ustedes pueden escoger hacer un esfuerzo colectivo en el que se llegue a logros, como alejar a los niños de la guerra”, aseguró Alfredo Orono, víctima del conflicto en Uganda y oficial seniorsobre Estado de derecho de la misión de la ONU en Sudán del Sur.

Este abogado, que estudió en Canadá, fue víctima desde los cuatro años cuando asesinaron a su papá, a los 12 años fue combatiente, volvió a ser refugiado y después de sobrepasar sus dificultades ahora es profesional y funcionario.

Algunas víctimas nacionales

El periodista Herbin Hoyos, víctima de las FARC y de agentes del Estado, sostuvo que si se dividen los sobrevivientes del conflicto “seremos condenados por la indiferencia de la historia”.

Con esto se refiere a que las víctimas, independiente del hecho que las haya marcado, deben estar unidas en beneficio de la verdad, de que los perpetradores reconozcan su responsabilidad y que no oculten los crímenes.

De otro lado, la presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos (Asfaddes), Gloria Luz Gómez, aseguró que es vital estar presente en la mesa de conversaciones y ver que grupos como las FARC reconozcan su responsabilidad de las desapariciones, para que devuelvan a los familiares vivos.
Para Marleny Orjuela, de la Asociación Colombiana de Familiares de Miembros de la Fuerza Pública Retenidos y Liberados (Asfamipaz), llegar a verdad, justicia y reparación es una tarea difícil y dolorosa, pero necesaria. Por tal motivo, asegura que es vital que las partes no se levanten de la mesa.

“Es necesario que reconozcan las razones del conflicto porque estamos cansados de llorar, soportar masacres, descuartizamientos, ejecuciones selectivas, entre otros”, añadió.
(Por:Fin/DSGM/LMFS/dmh/AC)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario