lunes, agosto 23, 2021

Tres miembros de una misma familia son asesinados en un resguardo indígena en Colombia

Tres personas de una misma familia fueron asesinadas en un resguardo indígena de una zona rural del municipio Santander de Quilichao, en el departamento colombiano del Cauca. El Gobierno de ese país ofreció una recompensa de $100'.000.000=(25.000 dólares) por información sobre los responsables.

Las víctimas se encontraban en una fiesta en la vereda El Águila, en el resguardo indígena de Canoas, cuando un grupo de motorizados llegó al lugar y disparó contra los asistentes.

Dos personas murieron en el lugar y dos resultaron gravemente heridas. Una de ellas falleció en el centro de asistencia al que fue trasladada.

Los fallecidos son Yesid Mera Mera, Sergio Iván Bandera Carbonero y Gustavo Adolfo Zapata Mera, habitantes de la vereda El Toro, cercana al lugar donde ocurrió el ataque armado.

Respuesta del Gobierno

Tras este nuevo hecho de violencia, el ministro de Defensa, Diego Molano, se trasladó a la zona para realizar un Consejo de Seguridad.

En una rueda de prensa, al finalizar la reunión con autoridades militares y locales, el titular de Defensa responsabilizó de las muertes a la estructura 'Dagoberto Ramos Ortiz', perteneciente a las disidencias de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Además, ofreció 100 millones de pesos a quien brinde información sobre alias 'Dario', que pertenecería a ese grupo armado.


Molano anunció una serie de medidas que llevará a cabo el Gobierno en esa comunidad como el patrullaje conjunto, actividades de control territorial y la designación de un fiscal itinerante para esclarecer el hecho.

Del mismo modo, se informó que se incorporarán 45 miembros de la policía judicial al departamento del Cauca y que se construirá la estación de Policía de ese municipio.

En Colombia ha habido discordancia entre cómo denominar este tipo de hechos violentos donde son ultimadas varias personas en un mismo lugar. Desde el Ejecutivo se ha acuñado el término "homicidios colectivos", mientras que en las organizaciones sociales y de defensa de los derechos humanos se les denomina masacres, una practica criminal que se extendió en las tres últimas décadas del siglo XX.

Al respecto, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), que lleva un registro propio de este tipo de matanzas en Colombia, afirma en su cuenta de Twitter que esta sería la masacre 66, que deja 240 víctimas en total, en lo que va de año. Solo en el departamento del Cauca han ocurrido 11, lo que lo ubica en el primer lugar de este tipo de asesinatos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario