jueves, julio 16, 2020

Sector financiero se fortalece en medio de la pandemia

“En la etapa inicial de la emergencia por COVID-19 los conglomerados financieros se mostraron en colapso y los mercados bursátiles parecieron caer; sin embargo este pánico no duró y el capitalismo parece reafirmarse”.





"Los más afectados por la actual crisis son los trabajadores
de América Latina que están bajo la línea de pobreza.
Foto: Nathalia Angarita/Unimedios
—Agencia de Noticias UN- Así lo afirma Aída Patricia Calvo Villada, doctora en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) e investigadora en Contaduría Pública y Sociología, en el conversatorio de las Jornadas de Reflexión Contable 2020 “Contabilidad, organizaciones y medioambiente en la pospandemia”. Al respecto, recuerda que las primeras afectaciones económicas se vieron principalmente en el flujo de moneda, debido al cese de intercambio directo para saldar transacciones; por el contrario, el uso de plataformas digitales para realizar pagos o compras tuvo un gran crecimiento, sobre todo domicilios de supermercados (86 %), droguerías (57 %) y pagos de servicios (27 %), entre otras, según informan estas. 

Estos cambios en las dinámicas de las transacciones fortalecen el sector financiero, pues para realizarlas virtualmente los usuarios deben pertenecer a entidades bancarias.

Los debates en torno al anticipado declive económico se desarrollan según el contexto, al pensar en el SARS-CoV-2 como un hito pre, in situ, y pos, en una confluencia de escenarios venideros.


La crisis más ligada a la emergencia sanitaria
causada por el COVID-19 es la económica.
Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.
En el conversatorio, la investigadora explicó que la actual coyuntura sociohistórica ha permitido que las finanzas se presenten estratégicamente como el nuevo salvavidas de las consecuencias económicas que ha causado el nuevo coronavirus: “sobre este sector de las finanzas no hubo pandemia ni consecuencias negativas que afecten su funcionamiento, por el contrario, este se ha fortalecido”. 
Según Jorge Manuel Gil, exrector de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (Argentina) y experto en el área económica, “el desarrollo de las criptomonedas refuerzan la privatización y transnacionalización del dinero, además del imaginario de la relevancia del sector en la economía, e impide que haya una regulación, lo que lleva a la continua privatización de valores y de medios de pago, una concentración de riqueza que trasciende el dinero”.

"La pandemia causó una importante baja en la dinámica
del dinero y ha potencializado el uso de medios digitales,
de dinero virtual y del campo de las finanzas
foto: archivo Unimedios
En este sentido, “el imaginario sobre la responsabilidad personal e individual de saber cómo invertir y saber cuál es la prioridad de gasto e inversión –a través del discurso del banco como mejor amigo– puede expandirse por la inyección de recursos nacionales”, afirma la investigadora Calvo. 

Esta responsabilidad desliga al Estado como regulador de la economía, más allá del sistema político, y lo exime de algunas responsabilidades causadas por el mundo financiero.

El análisis de la situación económica, financiera y contable actual debe tener una mirada transdisciplinar que permita evaluar las diferentes causas y consecuencias y cómo se dinamiza la economía con diferentes perspectivas sociales, políticas y culturales.


     "Las criptomonedas se desligan de casi toda

    la regulación del flujo de capitales.
    Foto: archivo Unimedios.""
Lo anterior se sustenta a partir del trabajo “Sociología de la profesión contable en Colombia”, una aproximación teórica de la doctora Calvo que concluye que para dar una interpretación sociológica de la profesión contable se deben contemplar otras disciplinas, además de analizar la contaduría con autonomía relativa y su interacción con los campos socioeconómicos y geopolíticos. 

Ayudas paliativas

“La contaduría también es una forma de representación de la realidad y la pandemia lleva a cuestionar y hacer análisis para tomar decisiones”, afirma el profesor Édgar García López de la Universidad de Manizales, también invitado al conversatorio.


"Los movimientos de dinero físico
favorecen la economía de todos
los sectores, no solo de los bancos
y grandes propietarios bursátiles.
Foto: archivo
Agrega que los principales afectados en esta crisis son los trabajadores, y en América Latina los 185 millones de personas que están bajo la línea de pobreza o en pobreza extrema están recibiendo ayudas paliativas de los Gobiernos nacionales mientras las grandes inyecciones de capital son para los bancos.

“Hay que hacer la salvedad de que la crisis económica no se ha generado por la pandemia como única causante, sino que es una decadencia que viene desde hace muchas décadas, se había estado generando y era prevista”, explica el profesor García.

(Por: fin/LMCJ/MLA/LOF)