lunes, marzo 18, 2019

Indígenas reclaman a medios de comunicación el respeto a la verdad y exigen se detenga la desinformación

Indígenas del Cauca y del Huila reclaman a medios de comunicación tanto regionales como nacionales el respeto a la verdad y exigen se detenga la desinformación que atenta contra sus derechos
 Pronunciamiento aclaratorio frente a los medios de comunicación
Desde el día 10 de marzo diferentes sectores sociales nos encontramos en movilización a lo largo y ancho de Colombia, ante eso existen noticieros nacionales que como siempre están desinformando los motivos y las particularidades de esta lucha a la opinión pública regional, nacional e internacional.
Con datos y cifras estadísticas de las pérdidas económicas por el bloqueo y con datos de lo que supuestamente ya se ha invertido en las comunidades indígenas del Cauca en materia de educación, salud, tierras y producción no explican las cuestiones políticas y las reivindicaciones de fondo que motivan esta gran minga Social por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz.
Aclaramos que en esta minga no solamente nos encontramos los pueblos indígenas pertenecientes al Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), sino también el Consejo Regional Indígena de Caldas (CRIDEC), Consejo Regional Indígena del Huila (CRIHU), más de 10 cabildos del departamento del Valle del Cauca, y sectores campesinos, agrupados en el Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano (PUPSOC) y el Coordinador Nacional Agrario (CNA). Adicional a eso nos unimos al clamor de los camioneros, trabajadores, estudiantes y maestros que ha marchado en tiempos recientes y las movilizaciones ciudadanas en defensa de la JEP y el acuerdo de paz que hoy corren el peligro de hacerse trizas.
Todas somos organizaciones y sectores sociales afectadas por numerosas violaciones a los DDHH que desde la victoria del no en el plebiscito, sufrimos de persecuciones y asesinatos, un baño de sangre que hoy pasa de goteo a chorro, y frente al cual el gobierno colombiano no ha mostrado voluntad de hacerle frente de manera contundente. Es cierto que exigimos las garantías y la inclusión del plan cuatrienal realizado por la comisión mixta del decreto 1811 en el plan nacional de desarrollo, pero al mismo tiempo nos movemos por la indignación de que el capítulo étnico no aparezca más que como un anexo de un PND que hoy raya con la ley de financiamiento (reforma tributaria) al servicio de los más ricos y en detrimento de una verdadera equidad.