jueves, enero 10, 2019

4G: solo ocho de treinta proyectos van al día



Las vías de cuarta generación o 4G, con las que el Gobierno anterior buscaba cambiarle la cara a la infraestructura del país avanzan, pero a paso lento: 8 de las 30 están al día o incluso van más rápido de lo esperado, 15 tienen retrasos (aunque en 3 casos son de menos del 3 por ciento) y 7 siguen en diseño o preconstrucción. 
Usualmente esta fase de diseño tarda entre 1 año y año y medio. Dado que de las siete que están en preconstrucción la seis firmaron contrato entre 2015 y 2016, están un poco atrasadas para firmar acta de construcción.
Eso se concluye de un informe de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) sobre las 4G, informes de las concesiones, notas de prensa y la respuesta de la ANI a un derecho de petición que enviamos.
Son 44 empresas, en su mayoría colombianas, que tienen participación en esas concesiones.
Parte de la demora se debe a que, dos de las tres empresas que están en más tramos están involucradas en escándalos que han afectado la reputación del sector y de paso su capacidad de conseguir financiación para las obras. La que no, es la antioqueña Constructora El Cóndor, con cinco proyectos; pero Corficolombiana, que a través de sus filiales participa en cuatro, está en el enredo de Odebrecht; y las empresas de Carlos Alberto Solarte, que participan en cinco, y está buscando vender esas acciones porque tiene problemas financieros y judiciales.
----------------
Tercer Carril Bogotá- Girardot
 - Extensión: 145 kilómetros Concesionario: Via 40 Express S.A.S., concesionaria conformada por Conconcreto S.A. y su filial Industrial Conconcreto S.A.S., que suman una participación de 50 por ciento, y Vinci Highways, con la otra mitad.
 Avance frente a cronograma: -1%. No ha avanzado la construcción y el avance esperado de todos los tramos era de 1%.
 En qué va: Enredada. La obra firmó acta de construcción en junio de 2018. El tramo Muña - Puente Despensa, debía ir a un 25 por ciento de avance y solo lleva un 7 por ciento, sin embargo, este retraso no es el principal problema.
 El mayor problema tiene que ver con que la Concesión no tiene cierre financiero y que la Superintendencia de Industria y Comercio abrió investigación contra las empresas de la concesión y otras participantes en la licitación: CASS Constructores (de Carlos Alberto Solarte), Benton y China Gezhouba y OHL por presunta cartelización. Además la Concesión solicitó un tribunal de arbitramiento porque en uno de los tramos la ANI pidió que los puentes peatonales fueran construidos con las especificaciones de Transmilenio en Soacha, algo que para la empresa es un requisito adicional. Aunque el tribunal no ha sido formalizado, las diferencias en este punto se deberán tramitar en él.