jueves, noviembre 29, 2018

Gobierno no resuelve y Estudiantes colombianos marchan contra el escaso presupuesto


Aseguran que las universidades públicas necesitan 1.037 millones de dólares para no cerrar. Duque amenazó con no permitir "la violencia como mecanismo de presión ni el vandalismo como lenguaje de protesta social".


Miles de estudiantes, a los que se unieron campesinos, sindicalistas e indígenas, comenzaron este miércoles (28.11.2018) una nueva jornada de protestas en Colombia con un ambiente festivo sobre el que pesa la amenaza que hizo el presidente Iván Duque de que no aceptará la violencia como mecanismo de presión.
Bogotá amaneció con poca actividad ya que numerosas escuelas suspendieron las clases, mientras que algunas empresas permitieron a sus empleados trabajar desde casa, ante la jornada de protestas denominada "Gran toma de capitales".
Al comienzo de las concentraciones, un grupo de estudiantes de la Universidad Distrital y del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) hicieron presencia cerca del centro antes de dirigirse hacia el occidente de la capital colombiana. También hay movilizaciones de estudiantes de la Universidad Distrital en el sur de Bogotá y los alumnos de la Universidad Nacional se reunieron en la avenida El Dorado, que llega hasta el aeropuerto de la capital y es una de las vías fundamentales de la capital.
Estudiantes piden garantizar presupuesto y rechazan acuerdo del Gobierno
Los universitarios, que comenzaron una huelga hace 49 días, dicen que las universidades públicas necesitan 3,2 billones de pesos (unos 1.037 millones de dólares) para no cerrar este año.
También piden el Gobierno que se comprometa a destinar 15 billones de pesos (unos 4.861 millones de dólares) para saldar "la deuda histórica que tiene el Gobierno con las universidades".
Los universitarios comenzaron una huelga hace 49 días y demandan un desembolso para las universidades públicas de unos 1.037 millones de dólares (28.11.2018).
La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), también se unió a las manifestaciones de este miércoles, aseguró en su cuenta de Twitter que los trabajadores de la rama judicial se sumaron a su paro, igual que varias comunidades indígenas.
El mes pasado el Gobierno y los rectores de las 32 universidades públicas alcanzaron un acuerdo que incluye algunos recursos para la educación superior, pero el mismo no ha sido aceptado por los estudiantes al considerar que es demasiado corto.
Gobierno intenta disuadir
El presidente Duque como medida de presión había anunciado que su Gobierno no tolerará "la violencia como mecanismo de presión ni el vandalismo como el lenguaje de la protesta social", en referencia a los desmanes que marcaron manifestaciones de las últimas semanas, en una de las cuales encapuchados atacaron a policías con cócteles molotov y arrojaron pintura contra estaciones de autobuses y sedes de medios de comunicación cuando al mismo tiempo los estudiantes fueron atacados por el ESMAD y supuestos miembros de la fuerza pública vestidos de civil.
A las concentraciones se unieron campesinos, sindicalistas e indígenas (28.11.2018).

"El diálogo y la búsqueda de consensos, y de construir soluciones y no agresiones hacen parte del talante de nuestra administración. No podemos olvidar que el ejercicio de los derechos no es absoluto y que debe respetar los derechos de los demás y también incluye los deberes ciudadanos", dijo el mandatario en una alocución al país.
El ministro de Defensa, Guillermo Botero, reiteró el mensaje este miércoles, y subrayó "la movilización de los ciudadanos que no participan en la protesta está garantizada por parte de la fuerza pública", por lo que no permitirán "bloqueos producto de las marchas”.
 Mientras tanto los estudiantes así como diversos sectores sociales denunciaron la infiltración de las protestas por  parte de miembros de la fuerza pública, denuncias sustentadas con material fotográfico y de video donde se contemplan personas de “civil” acompañando a uniformados y  realizando detenciones a jóvenes inermes.

Detenciones arbitrarias y brutalidad policial en marchas de Bucaramanga
Por ejemplo la Agencia de Prensa Rural unformó como este miércoles en la ciudad de Bucaramanga, capital deldepartamento de Santander Entre la desinformación y el silencio de las autoridades policiales, se ha logrado establecer que nueve personas fueron arbitrariamente detenidas durante las marchas estudiantiles; entre ellas un menor de edad. Se tiene certeza que 4 jóvenes (tres hombres y una mujer) serán presentados en las próximas horas ante un juez de control de garantías.
Igualmente, se sabe que ya fueron dejados en libertad quienes no serán judicializados; contra uno, se impuso una sanción de policía y se le obligó a firmar acta de buen trato pese a haber sido violentado físicamente.
Todas las persona detenidas, fueron víctimas de agresión y la gran mayoría permanecieron incomunicados durante su paso por la Estación de Policía.
Advierten que se desconoce completamente información sobre una persona que se reportó como detenido en la Calle 27 con carrera 52: Axel Rueda.