jueves, noviembre 08, 2018

ANLA archivó trámite de licencia ambiental para fracking en Santander


La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, archivó las solicitudes de licencia ambiental de los proyectos pilotos de fracturamiento hidráulico en yacimientos no convencionales, conocido como fracking, en los proyectos Ape Piranga y Ape Plata localizados en el Magdalena Medio.
 Las licencias, solicitadas por la empresa ConocoPhillips, corresponden a los bloques VMM2 y VMM3, con incidencia en los municipios de San Martín, Aguachica, Río de Oro y Gamarra, en el Cesar, y Puerto Wilches, en Santander.
Según la entidad, el archivo de las mismas obedeció a que los estudios de impacto ambiental y la información adicional suministrada por las solicitantes “no satisfacen lo requerido por esta Autoridad Nacional, por que no cumplen con los términos de referencia para la actividad de exploración de hidrocarburos en yacimientos no convencionales”.
La ANLA agregó que la información “es insuficiente para realizar una evaluación adecuada, en aspectos tales como manejo y disposición de las aguas de producción y flujos de retorno, evaluación ambiental y plan de contingencia”.
La entidad consideró que para tomar una decisión sobre fracking “es muy importante tener un panorama más amplio sobre el adecuado manejo ambiental que se dé durante la realización de esta actividad, de manera que se garantice un adecuado uso de los recursos sin afectaciones al medio ambiente”.
En el auto 6445 del 23 de octubre de 2018 la ANLA dispuso ordenar el archivo del trámite administrativo para el otorgamiento de la licencia y ordenar la devolución de la totalidad de la documentación presentada para la solicitud de la licencia. La decisión tiene recurso de reposición.

Comisión de “expertos” inicia diálogo sobre el futuro del FRACKING en Colombia.



MinMinas.- El Gobierno Nacional conformó una comisión multidisciplinaria e independiente de expertos, para analizar y formular recomendaciones sobre la fase exploratoria de hidrocarburos en yacimientos no convencionales YNC (FRACKING). De esta manera, el Gobierno busca promover una discusión objetiva y rigurosa a nivel nacional y regional, sobre los aspectos técnicos, ambientales, sociales y económicos del tema, y así poder tomar una decisión informada sobre el futuro de estos recursos y sus implicaciones para el desarrollo del país. Los expertos que conforman esta comisión son:
Armando Zamora
Gonzalo Andrade
Juan Pablo Ruíz
Carlos Alberto Vargas
John Fernando Escobar
Leonardo Donado
David Yoxtheimer
Osmel Manzano
David Neslin
Manuel Ramiro Muñoz

El trabajo de la comisión de diez expertos, que contará con total autonomía durante su gestión, estará dividido en tres fases que se desarrollarán de forma paralela entre noviembre de 2018 y enero de 2019:
La primera fase consiste en la instalación de mesas de diálogo regional para escuchar las inquietudes y preocupaciones de las comunidades que habitan en zonas con potencial de YNC (FRACKING).
La segunda fase incluye una revisión del marco regulatorio técnico y ambiental existente, a la luz de las mejores prácticas internacionales.
Y la tercera fase, comprende el análisis de la seguridad energética nacional y la contribución del sector petrolero, teniendo en cuenta el contexto amplio de la oferta y la demanda de energía. En esta fase también se considerarán los efectos de la actividad petrolera en los ingresos fiscales y el desarrollo económico y social de la Nación y las regiones.
Al finalizar este ejercicio, el comité multidisciplinario de expertos entregará un informe con sus conclusiones y recomendaciones al Gobierno Nacional. La comisión contará con el apoyo de una Secretaría Técnica conformada por el Ministerio de Minas y Energía, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ANLA y la Agencia Nacional de Hidrocarburos ANH.

El puente destinado a ser el más elevado de Suramérica se encogió y ahora parece un acordeón

Una delegación de la Contraloría General de la República inspeccionará la obra. La empresa responsable de la construcción dice que es seguro y estable.

El puente de Hisgaura, con 653 metros de longitud y 148,3 metros de altura, ubicado en el departamento de Santander [noroeste de Colombia], se presentaba como el más elevado de Suramérica; sin embargo, se han disparado las alarmas sobre la funcionalidad de la estructura al convertirse, misteriosamente, en un acordeón.
El Gobierno de Colombia informó que el viaducto, construido por la empresa española SACYR, debía ser culminado el pasado 31 de agosto, pero "la interventoría manifestó que en dicha fecha la obra no fue entregada", dice un comunicado del Fondo Adaptación, entidad adscrita al Ministerio de Hacienda de Colombia.
Para esta obra, ubicada en la carretera entre las localidades de Los Curos y Málaga, se invirtieron casi 32 millones de dólares.

La alarma se activó luego que medios locales publicaran fotografías del viaducto en el que registran presuntas fallas en su estructura, como vigas en forma de acordeón y desniveles en la capa asfáltica, así como muchas reparaciones en varias partes.
El portal colombiano Vanguardia cita un informe del Instituto Nacional de Vías (Invías), presuntamente hecho después de un estudio que se hizo a la estructura el pasado 1 de septiembre, en el expertos determinaron que "se registraron graves anomalías" en la construcción y "estas podrán ser mayores al efectuar una revisión más detallada, que podría tomar varios días".
En su comunicado, el Fondo de Adaptación dice que están a la espera del pronunciamiento oficial "sobre el recibo o no a satisfacción de la infraestructura contratada, previa realización de las pruebas y análisis que garanticen la estabilidad y calidad de la obra". Además, detalla que actualmente "se desarrolla un tribunal de arbitramento surgido sobre varios aspectos de la ejecución del contrato".
Garantizada la seguridad y estabilidad del puente
La contratista SACYR informó que "la seguridad y estabilidad del Puente Hisgaura están absolutamente garantizados, siendo susceptible de ser puesto en servicio", recoge Vanguardia.
La empresa asegura que "los procesos de Verificación Estructural que se han ido generando durante su ejecución y a su finalización demuestran que la estructura es totalmente fiable, estable, segura y que está en condiciones de prestar el servicio para el que fue diseñada".
Una delegación de la Contraloría General de la República inspeccionará la obra para constatar si son ciertas o no las presuntas irregularidades que se han publicado sobre la estructura.
En julio pasado, fue demolido el puente de Chirajara, cerca de Bogotá, que había tardado 4 años en ser construido. La destrucción se autorizó luego que se constatara mal diseño en su construcción, tras derrumbarse una de sus pilas en enero, que provocó la muerte de nueve personas.

Con ayuda del Sistema Watson la Fiscalía prepara 10 nuevas imputaciones por hurto

FGN.- Medellín (Antioquia).- El pasado 1 de noviembre un taxista y su cómplice fueron cobijados con medida de aseguramiento por 22 conductas delictivas similares.

La Fiscalía General de la Nación prepara una nueva imputación de cargos por 10 casos de hurto, asociados por el sistema Watson, contra un taxista y su cómplice, cuyas acciones delictivas habrían dejado al menos 36 víctimas en Medellín.
El pasado 1 de noviembre un fiscal seccional de la estructura de apoyo de la capital antioqueña imputó cargos por 22 delitos, y logró que se dictara medida de aseguramiento en centro carcelario contra el taxista Jhon Edisson Arango Castaño y Jhon Stiven Henao Yepes.
Arango y Henao fueron señalados como presuntos responsables de haber utilizado siete taxis de una misma empresa para realizar diferentes delitos cuya cuantía se calcula en cerca de doscientos millones de pesos ($200’.000.000).
El material probatorio recaudado le permitió a la Fiscalía precisar que los hurtos referidos se habrían cometido en sectores tradicionales de fiesta nocturna de Medellín como la carrera 70, el parque Lleras y la avenida 33.
Según las indagaciones adelantadas por la Fiscalía Arango Castaño, supuestamente, aprovechaba su actividad laboral para cambiar de vehículo dentro de la misma empresa y continuar delinquiendo sin despertar sospechas.
En sus denuncias las víctimas manifiestan que tras abordar el taxi conducido por Jhon Edisson Arango eran sorprendidos por Jhon Henao, quien salía del baúl del vehículo para intimidarlos con un arma de fuego y obligarlos a entregarles sus pertenencias.