sábado, marzo 31, 2018

Ecopetrol asegura haber detenido fuga de crudo

Autoridades han encontrado 2.400 animales muertos (entre ellos peces, aves y reptiles) y han rescatado a cerca de 1.300. Además, 1.080 árboles de distintas especies se han visto afectados por el combustible.

 DW.- El pozo La Lizama 158 del que emanaron cerca de 550 barriles de crudo que han causado una catástrofe ambiental en dos quebradas del departamento colombiano de Santander (noreste) ya ha sido sellado, afirmó hoy (31.03.2018) el presidente de la estatal colombiana Ecopetrol, Felipe Bayón.

"Desde el 30 de marzo a las 6:30 p.m.-hace más de 13 horas- no hay fluidos de hidrocarburos saliendo del pozo Lizama 158 ni del afloramiento. Continuamos con todo el trabajo de contención y trabajamos en sellar definitivamente el pozo", indicó desde el lugar de la emergencia el presidente de Ecopetrol.

Los equipos especializados para sellar definitivamente el pozo donde se presentó el derrame de crudo llegaron a Colombia el pasado miércoles, pero su instalación tarda un promedio de cinco días, por lo que la petrolera espera iniciar labores con este sistema el próximo lunes.

Miles de animales muertos
El vertido de 550 barriles de crudo comenzó en el pozo La Lizama 158 y ha causado una gran mancha de petróleo, que en un principio se extendió por dos quebradas, La Lizama y Caño Muerto, dejando a su paso miles de animales muertos, la mayoría de ellos peces.

El crudo cayó en las fuentes hídricas entre el 12 y el 15 de marzo, fechas desde las que no ha habido más derrames, según la compañía estatal.

La alcaldesa encargada del municipio de Barrancabermeja, Francy Álvarez, aseguró ayer que el cráter de la emanación "cada vez es más grande" y advirtió que podría suceder "un desplome o una inestabilidad mucho más grande del terreno".

Al respecto, el presidente de Ecopetrol manifestó que un experto internacional revisó la información sobre el tema, visitó la zona y concluyó que el suelo donde está ubicado el paso es "fuerte y competente".
FEW (dpa, EFE)