lunes, octubre 10, 2016

El Gobierno colombiano y el ELN anuncian el inicio de la fase pública de las conversaciones de paz

actualidad.rt - Nazareth Balbás.-La mesa pública de las conversaciones de paz se abrirá el próximo 27 de octubre en Quito, Ecuador.
El gobierno de Colombia y la guerrilla del ELN anunciaron en Caracas que abrirán la mesa pública de las conversaciones de paz el próximo 27 de octubre en Quito, Ecuador.

La agenda iniciará con la participación social para la construcción de la paz y luego seguirá con las acciones y dinámicas humanitarias que emprenderán las partes. El tercer punto consistirá en la liberación de dos retenidos antes del 27 octubre, así como gestos que permitan fomentar un ambiente de conciliación de cara a las negociaciones.
Los detalles para el encuentro se definieron desde temprano. Una maraña de cables de las unidades móviles de los medios de comunicación surcaba la calle hasta uno de los balcones del Salón Antonio José de Sucre, de la Casa Amarilla, mientras los agentes de protocolo colocaban cinta policial de "no pase" para impedir el tráfico habitual de transeúntes alrededor de la Plaza Bolívar, en el centro de la capital venezolana, bajo el bochorno de una tarde con amenaza de lluvia.

No es la primera vez que Caracas sirve de escenario para un acercamiento entre el gobierno neogranadino y la segunda guerrilla de Colombia. En 1999, durante la administración de Andrés Pastrana, ambos actores se acercaron para intentar negociar pero la iniciativa fue infructuosa.

Pero en esta oportunidad el jefe negociador designado por el gobierno es Frank Pearl mientras que su contraparte de la guerrilla es Eliécer Erlinto Chamorro, alias 'Antonio García', el segundo al mando del ELN, detalla El Espectador.

Las conversaciones públicas se anunciaron justo una semana después de que los colombianos negaran su visto bueno a los acuerdos alcanzados con las FARC y el presidente colombiano Juan Manuel Santos recibiera el premio Nobel de la paz. Pero, ¿qué está en juego ahora?
Los alrededores de la Casa Amarilla, sede
protocolar de la cancillería, permanecieron
restringidos desde la tarde.
-Nazareth Balbás-RT.-
La agenda
Según un documento mostrado por El Espectador, la agenda entre el gobierno y el ELN contempla seis puntos:

- participación social
- democracia
víctimas
- garantías para la acción política
transformación para la paz
- seguridad
dejación de armas

Los preparativos se realizaron en total hermetismo mientras crecía la expectativa por el anuncio de los diálogos que ya habían tenido buenos augurios después que Santos y las FARC firmaran el acuerdo de paz en Cartagena, días previos al plebiscito.

La condición que había puesto Santos al ELN para empezar a negociar era que liberara a los retenidos. En atención a ese llamado, la organización guerrillera entregó a varios secuestrados como el ex alcalde Charalá, Fabio León Ardila, y el empresario Ricardo Castellanos, precisa El Tiempo.

Este lunes, mientras transcurría la jornada en Caracas, el agricultor Alejandro Alarcón Jarro también fue liberado en Arauca por el ELN, informó la Cruz Roja a través de un comunicado reproducido por El Espectador.

La nueva negociación es un nuevo aire al proceso de paz, que tambaleó el pasado domingo con el triunfo del "No". Santos, después del revés electoral, fue enfático: "Tengan la absoluta seguridad de que este proceso lo llevaremos a buen puerto. No voy a desfallecer un solo minuto, no me voy a rendir un solo segundo. Voy a continuar", dijo citado por El País.

En la víspera del anuncio, el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", manifestó su respaldo a la iniciativa pública de diálogo: "Muchos éxitos en ese proceso que hoy inician", escribió en su cuenta de Twitter.

¿Quiénes son los actores?
El ELN es la segunda guerrilla más importante de Colombia, después de las FARC. El grupo subversivo surgió en la década de los 60 del siglo pasado, con una fuerte influencia de la Iglesia Católica, sectores universitarios y una base social que cimentó su poderío regional.

El informe del Centro de Memoria Histórica destaca que el ELN fue uno de los grupos armados que intensificó la política de secuestros en la década de los 90 del siglo pasado, una vez que se desmovilizó el M-19. En esa época, mientras las FARC retuvo a 8.578 personas, el grupo que hoy se sentará a negociar en Caracas convirtió en rehenes a 7.108.

Según ese mismo informe, el ELN es la organización guerrillera que más implementa la política de minas antipersona "para compensar su incapacidad militar y como forma de control territorial" y el principal actor armado que comete atentados contra la industria petrolera "como expresión de oposición a la explotación por parte de empresas extranjeras de los recursos colombianos".

Un análisis de la Revista Semana argumenta que, para el Ejecutivo colombiano, negociar con el ELN es aún más complicado. ¿La razón? Ese grupo guerrillero "requiere montar una discusión en la que la participación social tenga más relevancia que en el proceso del Gobierno y las FARC".

El encargado de dar las puntadas a la relación es "Antonio García", un guerrillero del ELN con estudios en ingeniería de petróleo, nacido en Putumayo, quien apareció por primera vez en público cuando iniciaron los diálogos de Caracas y Tlaxcala en 1991. Pearl es la contraparte del gobierno y desde 2012 ha sido el encargado de zurcir la relación con el grupo subversivo por disposición de Santos.

Pearl, indica El Espectador, es un economista vinculado al mundo empresarial que hasta 2006 fue presidente de Valores Bavaria. Ese mismo año dio un salto a la arena política al ser nombrado Alto Consejero Presidencial para la Reintegración y Comisionado para la Paz por el gobierno de Álvaro Uribe durante el proceso de "desmovilización" de los paramilitares. Desde 2012, funge como facilitador de los diálogos con las FARC.

Aunque la mesa pública de negociaciones arranca en Caracas, se tiene previsto que continúen en países como Brasil, Cuba y Chile, que funcionarán como naciones sede de los diálogos exploratorios. Noruega y Ecuador se suman a la lista como garantes del proceso.
Venezuela, de nuevo

Luego del resultado adverso para Santos en el plebiscito, el gobierno de Venezuela ratificó su deseo de apoyar a Colombia en su proceso de paz. Por la cercanía histórica y geográfica entre ambos países, el fin del conflicto armado es una necesidad compartida.

La semana pasada, el presidente Nicolás Maduro expresó: "Cuentan con todo el apoyo del Gobierno Bolivariano y revolucionario para seguir haciendo lo posible y lo imposible por la paz de Colombia. Sólo la paz de Colombia garantizará la prosperidad y la unión de nuestros pueblos". El inicio de los diálogos en la capital venezolana parece ser una acogida positiva de Bogotá al ofrecimiento de Caracas.

Venezuela ha jugado un papel de acompañante cercano en las conversaciones de paz entre el gobierno de Santos y las FARC, y esta vez repite su rol en el diálogo con el ELN.