viernes, julio 31, 2015

Graves anomalías administrativas detectó la Contraloría General en la Unidad Nacional de Protección (UNP)

Un desorden administrativo y gerencial de elevadas proporciones encontró la Contraloría General de la República al evaluar la gestión de la Unidad Nacional de Protección –UNP correspondiente a la vigencia 2014, particularmente graves deficiencias e irregularidades en materia de contratación. 

Reconocimiento y pago de bienes y servicios sin los debidos soportes, así como arrendamiento de vehículos blindados y corrientes sin respaldo presupuestal y contractual, son algunas de las anomalías que se pusieron en evidencia.

Se pagaron tiquetes aéreos, peajes, gasolina y viáticos a esquemas de seguridad y escoltas contratados por la UNP, pero en algunos casos tales pagos no están justificados plenamente.