martes, octubre 13, 2015

Contraloría General auditará entrega de inventarios de la extinta Dirección Nacional de Estupefacientes

La Contraloría General de la República inició una actuación especial de control, dirigida a constatar que haya una adecuada gestión fiscal en el proceso de traspaso y administración de los bienes de la extinta Dirección Nacional de Estupefacientes, del Fondo de Rehabilitación, Inversión Social y Lucha contra el Crimen Organizado FRISCO, a su nueva administradora: la Sociedad de Activos Especiales SAE.

Como resultado de las irregularidades detectadas en la administración de los bienes incautados por parte de la DNE, que impidieron el fenecimiento de la cuenta fiscal de la entidad en los últimos años, el Decreto 3183 de 2011 ordenó la liquidación de la misma, trasladándose por normas posteriores la función de administración del FRISCO a la SAE.

No obstante esta reforma institucional, un estudio sectorial adelantado por la Contraloría Delegada para el Sector Defensa, Justicia y Seguridad dictaminó que una vez culminados los plazos de liquidación de la DNE y por ende, los términos de traspaso de los bienes administrados, no existían inventarios finales de los bienes materia de entrega y recibo, lo que replicaría la continuidad de las irregularidades que generaron la desaparición de la anterior administradora.

Tal situación, aunada al riesgo jurídico que implica administrar más de $1,3 billones de bienes de terceros incautados, llevó a la Contraloría a ordenar esta actuación especial.

Para adelantar esta evaluación se examinará la interoperabilidad, uso, disponibilidad, actualización, adquisición, monitoreo y eficiencia de los múltiples sistemas de información que a la fecha soportan la información de los bienes a cargo del FRISCO.

Se verificará avalúo y estado de conservación de los bienes

Una prioridad de la Actuación de la Contraloría será verificar las condiciones de entrega, el inventario y el avalúo de los bienes materia de entrega y recibo, así como el registro contable y el estado de conservación y disponibilidad de los mismos.

Así mismo, con el fin de superar las deficiencias detectadas en las últimas auditorías efectuadas a la DNE, se programó un análisis al registro de depositarios y el proceso administrativo de la entrega de bienes en depósito, su administración, pagos y costos asociados.

Para este efecto se evaluarán los procesos de guarda y administración de los bienes y haberes líquidos, el proceso de monetización y la custodia y estado de objetos de arte, metales preciosos, joyas, etc.

Finalmente, se analizará la adopción de medidas mínimas para mantener los activos en adecuadas condiciones de seguridad física, y se identificará el ejercicio de las acciones judiciales y administrativas requeridas para el efecto.