viernes, diciembre 13, 2013

¡Los Pueblos Indígenas de Colombia, apoyamos la paz, la democracia, y a Gustavo Petro!

El Movimiento Indígena evidencia el peligro
 que entraña la destitución del alcalde Petro.
Los Pueblos Indígenas de Colombia, agrupados en la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, condenamos y rechazamos de forma categórica el fallo proferido por la Procuraduría General de la Nación, máxima instancia del Ministerio Público en nuestro país y parte determinante de las estructuras creadas constitucionalmente para encabezar la defensa y garantizar la protección de los derechos humanos; el cual interpretamos como un ejercicio claro de persecución política en contra del Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, y como un duro golpe a los vientos de paz anhelados por colombianos y colombianas durante más de medio siglo.

Consideramos desde el Movimiento Indígena, que las determinaciones encabezadas por el Procurador Ordóñez violentan vilmente el proceso de paz al que Colombia entera le está apostando; el cual tuvo sus primeras expresiones hace 25 años y hoy tienen su representación en procesos democráticos que llevaron a la ciudadanía a elegir a Gustavo Petro como alcalde del Distrito Capital, en una decisión materializada a través del derecho al voto.

Las corrientes de ultra derecha del país, personificadas por el procurador Alejandro Ordóñez, no pueden pasar por encima de la decisión del pueblo, del cual formamos parte los indígenas de la altiplanicie cundiboyacense, quienes elegimos a Gustavo Petro como el dirigente que representaría nuestros intereses y velaría por el respeto de nuestros derechos con políticas diferenciales e incluyentes.

La justicia internacional puede pedir que se revoque una destitución de la Procuraduría: Fiscal General

El Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre Lynett, dijo que debe hacerse una reforma al esquema actual que se aplica para los procesos disciplinarios del país porque se está aplicando un sistema anacrónico y medieval y pidió que se reforme para que se modernice y sea más garantista de los derechos humanos.

El funcionario hizo estas afirmaciones al referirse a la manera como la Procuraduría General de la Nación ha sancionado a funcionarios que fueron elegidos por voto popular. “En materia disciplinaria seguimos anclados a modelos absolutamente medievales, modelos inquisitivos, modelos secretos que ya están absolutamente superados”, dijo Montealegre.

Así mismo, señaló que el sistema de justicia interamericano, como garante de los derechos fundamentales de los ciudadanos, está facultado para pedir que se revoque la sanción a Petro puesto que la jurisprudencia internacional ha señalado que quienes son elegidos mediante el voto popular solo pueden ser destituidos después de que se haya presentado una sentencia judicial ejecutoriada y la Procuraduría no es un ente de carácter judicial.